Cómo limpiar la plata mas ennegrecida con métodos caseros?

Cómo limpiar la plata mas ennegrecida con métodos caseros?

Métodos caseros para limpiar la plata mas ennegrecida. Limpiar con productos caseros es una opción ecológica y económica que te permite limpiar la plata en cualquier momento con productos que siempre tienes a mano.

Limpiar plata con papel de aluminio, sal y bicarbonato.

Este método es perfecto para limpiar joyas y pequeños objetos de plata. Coge un bol de tamaño mediano y cúbrelo con papel de aluminio. Cubre con agua, dos o tres dedos (caliente, sin que desde luego llegue a punto de ebullición) y añade una cucharada grande de sal y otra de bicarbonato. A continuación, introduce los objetos de plata que quieras limpiar en el bol y déjalos 25 a 30 minutos sumergidos.  Luego frota suavemente (puedes ayudarte de un cepillo de dientes suave) enjuaga y seca muy bien los objetos con un paño limpio y asegúrate pasándole a la pieza con cuidado aire aire caliente del secador.

Este método actúa haciendo que el aluminio atraiga las partículas metálicas que ennegrecen la plata. Y la sal, junto con el agua caliente ayuda a despegar.

Limpiar plata con limón y sal

Prueba a depositar la joya y cubrir el vasito o pequeño bol con zumo de limón y sal. Dejar actuar la mezcla unos 20′ minutos para que juntos hagan un efecto exfoliante y quite las zonas ennegrecidas de la plata. Enjuaga con agua tibia/caliente y seca con un paño o gamuza de algodón y asegúrate de que quede bien seco con un secador para quitar la humedad de todos los recovecos.

Luego dejar las joyas guardadas separadas (cada pieza o par de pendientes) en una pequeña bolsita hermética dentro en tu joyero o cajita lejos de zonas húmedas.

LIMPIAR JOYAS MÁS ENNEGRECIDAS BAÑADAS EN ORO LEY

El baño de oro es un tratamiento que se le aplica a una pieza de otro metal para darle aspecto de oro. Al tratarse de un baño superficial es necesario tratarlas con mucho cuidado ya que es muy delicado y puede dañarse y perderse. Este proceso dependerá de diferentes factores ambientales, de cuidados, por el uso y el paso del tiempo.(pero siempre se puede volver a bañar la joya).

Te damos estos consejos de limpieza:

VINAGRE O LIMÓN

El poder del ácido del vinagre y el limón sirve para ayudar a limpiar la suciedad. Deposita las piezas en un vasito y cúbrelas con vinagre o zumo de limón, déjalas unos 5 a 10 minutos hasta ver que van recuperando su tono. Puedes añadir una cucharada de bicarbonato y ayudarte con un bastoncillo de algodón. Enjuaga muy bien, seca con un paño algodón. También puedes asegurarte de que está bien seca utilizando con cuidado el aire calentito de un secador. (haz una zona con la mano y una toalla que acoja la pieza para protégela y que al acercar el aire no salga volando). Luego guarda la joya en una pequeña bolsita de plástico con cierre hermético y sigue los consejos de cuidados anteriormente descritos.